Preguntas frecuentes

Encuentre aquí todas las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el eccema atópico.

¿A qué edad se manifiesta el eccema atópico?

El eccema atópico se manifiesta en general en bebés de menos de 6 meses y se mejora, en el 80 % de los casos, antes de la adolescencia.

¿Cómo se manifiesta?

A través de una piel seca, de placas rojas y picores.

¿Por qué algunos niños sufren de eccema?

Las principales causas del eccema son el terreno atópico (familiar) y ciertos factores del entorno. Si uno de los padres es atópico, el niño tiene en torno a un 50% de riesgo de serlo. El término atopia agrupa diversas enfermedades, como el eccema, el asma o las rinoconjuntivitis estacionales. El riesgo aumenta considerablemente si los dos padres son atópicos. El contacto de la piel con irritantes como la lana o con el calor del radiador, puede generar rojeces.

¿Dónde suele aparecer el eccema?

En los lactantes: zonas convexas de la cara: mejillas, frente, barbilla.
En los niños: huecos interiores del codo, detrás de las rodillas, parte superior de los pies y manos, torso, y cuello.
En los adultos: rostro, cuello y manos.

¿Qué pasará con el eccema del niño cuando crezca?

El 80% de los niños ven su eccema desaparecer a los 7 años. Sin embargo, la sequedad de la piel y la irritabilidad lo acompañan toda su vida. Durante periodos de estrés o de conflicto en la adolescencia, el eccema puede reaparecer.

¿Hay que temer los dermocorticoides?

No, los dermocorticoides son el tratamiento de referencia de los brotes en el caso del eccema atópico (cuando la inflamación esté presente, 1 aplicación al día sobre las lesiones inflamatorias unicamente – volver a tomar dermocorticoides en cuanto se produzca la recidiva). Es importante respetar la prescripción de su médico. Cuando se sigue adecuadamente el tratamiento, los resultados obtenidos son espectaculares. Los picores desaparecen en unos días y, en realidad, los efectos indeseables son muy poco frecuentes.

¿El eccema es contagioso?

No, el eccema no es para nada contagioso. Los niños que padecen esta enfermedad deben jugar con sus compañeros con toda normalidad.

Un niño que padece de eccema, ¿debe consultar a un psicólogo?

El eccema atópico no es una enfermedad psicológica. Sin embargo, la gravedad de la patología y sus repercusiones en la calidad de vida del paciente y de su familia pueden requerir a veces la toma a cargo de un psicólogo.

¿Un niño con eccema puede vacunarse?

Sí, no existe contraindicación alguna, excepto si el niño está en fase de brote extrema (cuidado: no hacerlo sobre las placas de eccema)

¿Se debe informar al entorno cercano del niño sobre su eccema?

Sí, es indispensable que la profesora esté informada para que pueda explicar a los niños qué es un eccema, de manera que lo entiendan. Esto tranquilizará al niño con eccema y le permitirá vivir mejor su enfermedad. Además, la profesora podrá tomar las medidas adecuadas necesarias al respecto: posicionar el pupitre del niño lejos del radiador o comprobar que no va demasiado abrigado.

¿Un niño con eccema puede bañarse en la piscina o el mar?

Un médico debe realizar un seguimiento y curar al niño con eccema. El niño puede bañarse, pero el cloro o la sal pueden irritar su piel. Se aconseja que después del baño, se aclare bien con agua, se seque sin frotar la piel y se aplique una crema hidratante por todo el cuerpo.

¿Un niño con eccema puede hacer deporte?

Sí, todos los niños pueden hacer deporte. Sin embargo, el sudor genera picores. Sea cual sea el ejercicio realizado, el niño deberá automáticamente aclararse con agua, secarse sin frotar la piel y aplicarse una crema hidratante por todo el cuerpo.

¿El sol es bueno para los niños con eccema?

Aunque el eccema mejore en verano, se aconseja seguir ciertas medidas de protección: sombra, vestimenta, sombrero, crema solar de muy alta protección... (y las recomendaciones de su dermatólogo)

¿Los niños con eccema pueden tener mascotas?

Son muchos los niños que sueñan con tener una mascota. En cualquier caso, el animal con pelo (perro, gato, conejo, hámster...) no debe dormir en la cama o el sofá. Se debe pasar el aspirador en la casa un mínimo de 3 veces a la semana (antes de comprar una mascota, consulte con su médico).

¿Algunos alimentos pueden generar un eccema?

Sí, ciertos alimentos pueden desencadenar brotes en los niños sensibles. Los principales, son: leche de vaca, huevo, cacahuete, harina de trigo, pescado y gambas. Con la internacionalización de los menús y la diversificación de la alimentación, se han añadido a esta lista el kiwi, los frutos secos y el sésamo. En caso de duda, se aconseja consultar con un alergólogo.