Tratar, aliviar, prevenir en periodo de calma

 

Dr Torrelo, dermatólogo, Hospital del Niño Jesús de Madrid

 

El eccema atópico es una dermatosis crónica pruriginosa e inflamatoria que se desarrolla a través de brotes y que
afecta a los niños en los primeros meses de vida.

Con el tiempo, y gracias al tratamiento, los brotes van a espaciarse para dar lugar a una etapa más favorable:
la «remisión» o calma, periodo en el que el paciente va a poder «descansar».
 
No obstante, puesto que la piel sigue estando excesivamente seca, los emolientes se deberán aplicar varias veces al día por todo el cuerpo.

tratar pela seca eccema atopico
 
En el caso de que ciertas lesiones sigan estando inflamadas, se deberán aplicar los dermocorticoides de manera intermitente, únicamente sobre estas zonas.
 

Puede utilizar un software de cálculo para evaluar su eccema: Practice your PO-SCORAD

* PO-SCORAD (Patient Oriented SCOring Atopic Dermatitis) : Allergy. 2011 Aug;66(8):1114-21. doi: 10.1111/j.1398-9995.2011.02577.x. Epub 2011 Mar 18.
 

El emoliente

Aplicar un emoliente al menos una vez al día significa reducir y espaciar los brotes.
   
Su eficacia es óptima cuando se aplica inmediatamente después del aseo personal.
Su aplicación debe realizarse con las manos limpias, las uñas bien cortadas y tras haberse quitado todas las joyas.
Se recomienda «calentar» el emoliente con las manos y luego extenderlo sobre la piel realizando un masaje suave, regular, sin friccionar.
La aplicación del emoliente debe suponer un momento de placer y de relax.
Se recomienda cambiar de emoliente si durante su aplicación, el paciente experimenta sensaciones de quemaduras o rojeces.

Cómo aplicarse la crema hidratante

 

Los consejos de higiene

Es indispensable cuidar la piel cuando está irritada.

Para ello, basta con realizar cada día un aseo personal suave, sin frotar y sin ponerse nervioso.
 

  • La temperatura del agua no debe superar nunca los 34°C.
  • Si se opta por una ducha, la duración de esta no debe sobrepasar los 5 min., ya que el calcio reseca la piel.
  • Si se decide tomar un baño, la duración de este no debe sobrepasar los 15 min. Se puede añadir un emoliente líquido a la bañera para neutralizar la dureza del agua. El aseo puede realizarse con un dermopan sobregraso (no alcalino) o un gel sobregraso, para limpiar con suavidad.
  • No utilizar algodón sobre el rostro, ya que puede resultar irritante. Reemplazarlo por un producto limpiador muy suave.
  • Quitar el excedente con un pañuelo de papel o aclararlo con agua.
  • Por último, es muy importante secar a toquecitos, ya que al frotar se reactiva el prurito.