Informes de expertos : El miedo a la cortisona en 5 puntos

Jue, 04/02/2016 - 10:45
el miedo a la cortisona en 5 puntos - dematitis atopica

Por la Dr.ª BOURREL BOUTTAZ

Punto 1: la cortisona natural

Nuestro cuerpo produce la cortisona bajo el nombre de cortisol: nos sirve de combustible, de “starter” por la mañana, en torno a las 8:00, y sigue fabricándose durante todo el día, alcanzando sus niveles más bajos hacia las 3:00 de la madrugada. Esta hormona interviene en el metabolismo del azúcar, las grasas, el sueño y la inmunidad. Es una respuesta al estrés crónico (la vida diaria) mientras que la adrenalina es una respuesta al estrés agudo (un camión que se nos echa encima).

Tiene importantes propiedades antiinflamatorias, de ahí que se utilice en forma de medicamento. Está disponible en forma de pastilla, inyección, crema y pomada. Los efectos secundarios peligrosos de la cortisona solo afectan a la vía oral e inyectable: aumento de peso, hipertensión arterial, diabetes, osteoporosis, fractura ósea…

Ninguno de estos efectos puede aparecer utilizando la vía local, ya que…

Punto 2: se destruye por la inflamacióninflamacion dermocortioides dermatits atopica

Cuando la cortisona se aplica sobre una piel normal, pasa a través de esta y puede encontrarse en la sangre.

Sin embargo, cuando se aplica sobre una piel inflamatoria, la inflamación la destruye de inmediato, sin dejar pasar prácticamente ninguna porción a través de la piel y, en cualquier caso, no en la cantidad suficiente para ejercer efectos tóxicos en otros lugares.

¿Por qué se aconseja entonces seguir realizando dos aplicaciones por semana en las zonas habituales de las placas (pliegues de los codos, pliegues de las rodillas)? Por dos motivos:

  • Si observáramos la piel al microscopio, veríamos siempre una inflamación lista para actuar.

  • La aplicación de la cortisona dos veces por semana en las zonas donde han desaparecido las placas permite de hecho evitar las recidivas y aplicar en consecuencia una cantidad global de cortisona mucho menor durante un año que de no hacerlo así.

     

Punto 3: ¿por qué tiene tan mala fama?

    No cura: 

    • Para controlar un eccema, no basta con hidratar y tratar la piel con cortisona.
    • También es preciso identificar los factores que lo desencadenan e intentar prevenirlos.
    • Además, también hay que tratar la flora digestiva mediante probióticos y seguir una alimentación antiácida y antiinflamatoria.

    Bloquea la puerta de salida de la piel:

    • Esta es una aprensión bastante extendida: “tiene que producirse una evacuación porque, de lo contrario, las toxinas pueden quedarse bloqueadas dentro del cuerpo y resulta peligroso”; Hipócrates fue el primero en introducir la función emuntoria de la piel, hace 2500 años…
    • Las toxinas se expulsan efectivamente por la piel, a través del sudor y el sebo. Sin embargo, la cortisona en crema no altera para nada el funcionamiento de las glándulas sudoríparas y sebáceas. Por tanto, con o sin cortisona, las toxinas salen siempre de la piel como es debido.

    Punto 4: pero seguro que existe otra solución, ¿no?

    La dermatitis atópica es una enfermedad crónica, una afirmación que no es fácil de digerir para los padres y el paciente. Cada crisis requiere volver a revisar la lista de control: ¿cuál es el fenómeno desencadenante? ¿podía preverse? ¿hay que volver a tratar la flora digestiva?

    Algunos pacientes obtendrán buenos resultados con otros medicamentos, pero sea cual sea su elección, la base del tratamiento sigue siendo indispensable:

    • la piel está seca: no hay que agravar la piel seca e hidratarla bien todos los días
    • hay que aprender a escucharse, comprender cómo reacciona la piel
    • sufrir no sirve de nada, hay que disfrutar haciendo algo que nos sienta bien
    • si el estrés es un factor determinante, se puede hacer alguna actividad que ayude a controlarlo mejor (sofrología, hipnosis...)
    • hay que respetar su flora digestiva.

    Punto 5: pero la verdadera razón del miedo a la cortisona viene de…

    Los propios médicos. Los estudios lo demuestran: las posturas divergentes en la profesión médica no hacen más que aumentar la confusión en los padres. Los centros de referencia para el tratamiento de la dermatitis atópica son los centros de educación terapéutica.

    Nociones sobreentendidas en el prospecto

    1/ Los factores desencadenantes son:

    • Todo lo que agrava la piel seca: el frío, el agua, los jabones, todos los productos químicos, los perfumes, el polvo, el bricolaje y los pólenes.
    • Todo lo que perturba el equilibrio de la piel: el sudor bajo el efecto de una alimentación demasiado ácida.
    • Todo lo que perturba la flora digestiva: la alimentación demasiado ácida, los antibióticos, las gastroenteritis…
    • El estrés

    2/ La alimentación: hay dos tipos de alimentación que deben evitarse en caso de eccema, puesto que lo empeoran.

    • Alimentación acidificante: dulces, pasteles, refrescos, pan, pasta, cereales para el desayuno, barritas energéticas, miel, tomates y cítricos (limón, mandarinas, naranjas, pomelos)
    • Alimentación inflamatoria: toda la cocina industrial y los aceites que no son de primera presión en frío, el embutido y el consumo excesivo de productos lácteos de vaca y de carne roja

     

    Descarregar a nossa brochura no formato PDF

    Icono PDFel_miedo_a_la_cortisona_en_5_puntos_-_es.pdf